Inicio Negocios Los secretos financieros de mamá

Los secretos financieros de mamá

8

En el marco del Día de la Madre, fecha que tiene orígenes desde la antigua Grecia y luego usado en la tradición católica, pero que cada vez se hace más relevante en la sociedad, tiene como fin conmemorar, celebrar y resaltar la gran labor de las madres en la familia. Por su naturaleza, las madres son cuidadoras, organizadoras y administradoras del hogar, lo que las convierte en un pilar fundamental para la economía familiar y el bienestar de los hogares. Por esta razón, es importante reflexionar frente a un aspecto particular; su conocimiento en asuntos financieros.

Las madres, por su ejercicio empírico de administrar el hogar, son maestras en el arte de presupuestar y hacer rendir el dinero, por lo tanto ofrecen consejos prácticos que perduran a lo largo del tiempo. De hecho, según un informe de la Banca de las Oportunidades, a pesar de que las mujeres tienen menor acceso al crédito, su cartera vencida es mejor que la de los hombres.

«Las madres desempeñan un papel fundamental en la economía del hogar, pues son las principales gestoras de los recursos financieros familiares. Desde la planificación del presupuesto hasta la toma de decisiones de compra, las madres son expertas en maximizar cada peso para garantizar el bienestar de sus seres queridos. Su dedicación y habilidades en la administración del hogar son pilares fundamentales para mantener la estabilidad económica y el crecimiento de la familia», comenta María Cristina Hurtado, Chief Independent Partner Officer de tyba por Credicorp Capital.

Considerando la relevancia del papel de las madres en la educación financiera de sus hijos a lo largo del tiempo, María Cristina Hurtado recuerda algunas “frases típicas de mamá” que se convirtieron en sabios consejos financieros:

  1. “¡No haga cuentas alegres!

Este sabio consejo resalta la importancia de ser realistas y prudentes en las decisiones financieras. Evitar hacer estimaciones excesivamente optimistas ayuda a mantener el presupuesto y a evitar caer en deudas innecesarias. En lugar de confiar en suposiciones poco realistas, es mejor basar las decisiones en datos concretos y mantener una visión clara.

  1. “El que paga lo que debe sabe lo que tiene

Mantener las finanzas en orden y cumplir con las obligaciones financieras son la base sólida para alcanzar objetivos y disfrutar de tranquilidad económica. Al pagar las deudas a tiempo y los gastos fijos del hogar, como los servicios, la alimentación y el estudio de los hijos, se tiene un mejor control sobre los recursos y se evita caer en ciclos de endeudamiento o estrés financiero, demostrando un compromiso con la estabilidad financiera a largo plazo.

  1. “De eso tan bueno no dan tanto

Ser cautelosos frente a ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Analizar cuidadosamente cualquier oportunidad o negocio antes de establecer un compromiso se convierte en algo fundamental. De esta manera se previenen posibles estafas o decisiones financieras precipitadas que podrían perjudicar la estabilidad económica, pero también permite aprovechar oportunidades que se presenten.

Al fin de cuentas, el manejo financiero ejercido por las madres en el hogar es un ejemplo vivo de responsabilidad, prudencia y cuidado. Su dedicación para equilibrar ingresos, gastos y ahorros establece una base sólida para la estabilidad económica familiar. Además de cultivar una mentalidad de educación y planificación financiera en los hijos.