Inicio Actualidad y Coyuntura Seis consejos para lograr una canasta familiar ideal con el  nuevo salario...

Seis consejos para lograr una canasta familiar ideal con el  nuevo salario mínimo

17

Sube el salario mínimo, sube todo. Sin embargo, tenga en cuenta que algunas marcas de alimentos han bajado sus precios y que con mucha creatividad puede sacarle provecho a la canasta familiar.

El Gobierno Nacional decretó el aumento del 12% en el salario mínimo para este 2024 y un  del 15% de aumento en el auxilio de transporte con lo cual mes a mes  el salario será de $1.300.000, mientras que el auxilio de transporte alcanza los $162.000, para un total de $1.400.000 presupuesto con el cual los colombianos ya piensan en organizar sus gastos y sobre todo lograr la mayor eficiencias.

Primero que todo, ¿de qué se compone una canasta familiar?. En nuestro país, una canasta básica se compone de 4 categorías:

  • Productos de primera necesidad: aceite de cocina, sal, azúcar, café, té, y otros productos básicos para la preparación de alimentos.
  • Alimentos básicos: arroz, pasta, cereales, legumbres, frutas, verduras, carne, pescado, huevos, leche y otros productos lácteos.
  • Productos de limpieza: detergente para ropa, jabón para lavar platos, así como limpiadores multiusos.
  • Artículos de cuidado personal: productos como jabón, champú, cepillos y crema de dientes, desodorante, papel higiénico, toallas sanitarias, entre otros.

Por lo anterior, y con el fin de organizar una canasta familiar ideal, Carlos Sandoval, Gerente de Negocio de Alimentos Polar Colombia,explica seis consejos que le ayudarán a lograr una eficiencia presupuestal y darle la bienvenida al nuevo año, con una canasta completa:

1. Evalúe necesidades básicas:

Es fundamental identificar las necesidades básicas de su núcleo familiar, donde se incluyan alimentos, productos de limpieza, artículos de higiene personal y otros elementos esenciales. El ahorro sigue siendo una constante.

2. Elabore un presupuesto:

Trabaje en un presupuesto detallado, es importante asignar porcentajes específicos del salario mínimo a diferentes categorías, como alimentación, vivienda, transporte y educación, lo cual, ayudará a tener una guía clara para controlar los gastos y así, evitar excesos. Revise marcas que tienen ofertas, bajas de precio, y otros beneficios para su bolsillo.

3. Compare precios:

Al organizar la canasta familiar, es vital ser estratégico al realizar las compras. En estos casos, es bueno aprovechar descuentos y comparar precios en diferentes establecimientos; no se case con un solo lugar, hay muchas opciones que le pueden evitar dolores de cabeza.

4. Planifique menús:

Elaborar menús semanales ayuda a estructurar las compras de alimentos. Tener un plan de alimentación con anticipación, contribuye a evitar compras impulsivas y a reducir el desperdicio de alimentos.

5. Priorice siempre la calidad:

Pese a que mejorar el presupuesto es esencial, no se debe comprometer la calidad de vida y la salud. Algunos productos pueden tener un costo inicial más alto, pero a largo plazo pueden resultar más rentables debido a sus excelentes propiedades.

6. Conozca sobre finanzas:

Es vital conocer más sobre cómo manejar los gastos desde casa, aprender sobre los principios básicos de finanzas personales permitirá tomar decisiones más informadas y mejorará la gestión del presupuesto familiar.

“Si bien, lo anterior son estrategias que pueden resultar efectivas para lograr una canasta equilibrada para las familias colombianas, existen alimentos que pueden contribuir a economizar y cuidar el bolsillo. Por ejemplo, recientemente nuestra emblemática Harina P.A.N., bajó su precio y es un producto versátil para distintas preparaciones. También la Avena Quaker es un producto que tiene múltiples usos y puede hacer parte de la mesa en cualquier momento del día. Buscar alternativas e ir comprando productos que bajan de precio, ayudará a tener un equilibrio entre el presupuesto y las necesidades alimenticias básicas” , puntualiza Sandoval.

Finalmente, las compras estratégicas y adquirir el hábito del ahorro pueden marcar la diferencia en la calidad de vida de las familias, permitiéndoles aprovechar al máximo su salario.