Inicio Negocios Cifras de inflación en 2023: Colombia en una “tormenta perfecta”

Cifras de inflación en 2023: Colombia en una “tormenta perfecta”

Francisco Azuero, economista y profesor asociado de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, y Juan Pablo Espinosa, estudiante del programa Alta Gerencia Internacional de la misma Facultad, analizan cada uno desde su expertise, las causas de la alta inflación en nuestro país

192

La inflación puede entenderse como consecuencia de un desequilibrio entre la oferta de bienes producidos internamente (medido por el PIB) y la demanda agregada de la economía, medida por la suma del consumo de los hogares, el del gobierno y la inversión (tanto pública como privada), según Francisco Azuero, economista y profesor asociado de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes.

Este tema ha ganado importancia recientemente en Colombia, puesto que el incremento en el índice de precios al consumidor (PIB) para el año 2022, de 13,2%, ha sido el más alto que se ha registrado desde 1998, cuando fue del 16,7%.  En esta línea, el desequilibrio mencionado, medido en precios corrientes, pasó de 47 billones en 2020 a 73 billones en 2022.

Cabe resaltar que el fenómeno inflacionario se está viviendo mundialmente, como consecuencia de choques de oferta, así como a los problemas logísticos en el transporte de mercancías que se presentaron desde 2020, al que se le sumó la invasión de Rusia a Ucrania, que creó cuellos de botella adicionales en los mercados de fertilizantes y de alimentos, según Francisco Azuero.

En esto coincide Juan Pablo Espinosa, estudiante del programa Alta Gerencia Internacional de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes y director de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercadeo de Bancolombia, quién menciona que el país se encuentra en una “tormenta perfecta”.

“Todo lo que incide en las cotizaciones de los precios de los alimentos está hoy en día generando unas presiones al alza. Es clave remontarnos hasta el estallido social del 2021 en donde se generaron una serie de destrucciones y bloqueos en las vías y eso terminó repercutiendo en afectaciones que incluso hoy, siguen teniendo algunos sectores de la industria, en particular aquellos relacionados con la producción de proteína”, enfatizó Espinosa en el programa Sala de prensa de Caracol Ahora.  

Para agregarle más elementos a esta tormenta, se debe tener en cuenta que muchos de los insumos que utiliza el sector agropecuario en nuestro país son importados y se han visto afectados por muchos aspectos, incluyendo, como se mencionó antes, la guerra en Ucrania y la devaluación del peso. Además, los precios que se pagan por los alimentos dependen de las cotizaciones internacionales, que implica que un bien independientemente de que sea local o internacional, tiende a converger hacia precios similares. Por último, las lluvias inusualmente altas en los últimos meses no solo afectan los cultivos de ciclo corto, sino también el transporte.

“Estamos viviendo una coyuntura sin ningún referente en las últimas décadas; no teníamos la combinación de todos estos elementos que al final se han trasladado al precio que pagan los consumidores”, afirmó Juan Pablo en dicho espacio.

¿Cómo afecta la inflación a las personas de menos ingresos?

Según cifras del DANE, la inflación afecta de gran manera a las personas de menores ingresos, siendo el 14,92%; mucho más del promedio nacional. De acuerdo con Juan Pablo Espinosa, esto está relacionado con la capacidad de compra y con el tipo de artículos que puede comprar cada familia en función de su ingreso. Los hogares con menores ingresos deben destinar una porción más alta a la compra de alimentos, lo que deteriora su calidad de vida.

Ahora, con respecto al aumento del salario mínimo, que es el promedio de lo que recibe esta parte de la población, el experto asegura que “con la inflación no gana nadie. Así haya un incremento en el ingreso, si la canasta de producto se incrementa de manera similar, el gasto se seguirá sintiendo en los hogares colombianos. De igual forma, el aumento termina jalonando otros componentes del IPC, como por ejemplo los arriendos, los cuales tendrán un aumento de acuerdo a la inflación, siendo un impacto indirecto al bolsillo”.

¿Qué recomendaciones entregan los expertos para este 2023?

De acuerdo con Espinosa, lo más importante es:

  • Prepagar la mayor cantidad de deudas o artículos que pueda al precio de hoy.
  • No endeudarse. Este año tiene unas tasas de interés muy altas, especialmente con tarjetas de crédito.
  • Ser muy cauteloso a la hora de gastar, pensar antes de darse gustos que signifiquen financiamiento o endeudamiento.
  • A la hora de consumir, buscar diferentes alternativas en diferentes comercios.
  • Aprovechar las ofertas cuando se presenten.
  • Cuidar el gasto básico para evitar tener que hacer sacrificios en ese frente.

Finalmente, para el académico Francisco Azuero, está claro que las posibilidades de que la inflación siga creciendo en 2023 y más allá, simplemente a partir de impulsos a la demanda, están agotadas. Esto es lo que explica las proyecciones pesimistas sobre el crecimiento para el 2023, 0,5% para el Banco de la República y de 1,3% para el gobierno, según las últimas cifras expuestas por éste en la actualización del plan financiero.

¿Qué hay que hacer para combatir la inflación? Azuero considera que es necesario disminuir la brecha entre la oferta y la demanda. Sin embargo, no es posible aumentar la oferta de manera significativa en el corto plazo. Es posible que el sistema de precios genere un incentivo para acrecentar la oferta de cultivos transitorios, siempre y cuando la meteorología colabore. Igualmente, el Estado debe disminuir los cuellos de botella que se presentan por el mal estado de muchas vías, tanto nacionales como regionales. 

1.https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ipc/bol_ipc_dic22.pdf

Foto de Nathan Dumlao en Unsplash