Inicio Actualidad y Coyuntura El Centro Internacional, ejemplo de desarrollo en Bogotá

El Centro Internacional, ejemplo de desarrollo en Bogotá

Circulan más de 200.000 visitantes diarios, entre estudiantes, turistas y residentes, que conviven diariamente.

86

¿Quién no ha visitado el Centro Internacional en Bogotá? ¿Por qué este sector se convierte en un dinamizador de la economía de la ciudad y del país? Por estos días, esta zona de Bogotá se posiciona como una de las más dinámicas porque atiende a más de 200.000 personas, cuenta con una ubicación estratégica, sus niveles de seguridad son altos y el crecimiento en la oferta cultural, gastronómica e inmobiliaria es cada vez más numerosa.

Comencemos por el principio, según AsoSandiego, en el Centro Internacional viven más de 70.000 y sus visitantes diarios son 141.517; de estos, 6.275, asisten a sus empleos en edificios del Gobierno; 43.890, a edificio de oficinas y empresas; 53.280, locales y centros de comercio; 25.207 a universidades y centros educativos y más de 30.000 hacen uso de la oferta cultura, gastronómica y actividades de ocio, negocio y bienestar en el sector.

Cuenta con una ubicación privilegiada donde la mayoría de las necesidades y servicios están a distancias cortas. Está ubicada cerca de la Calle 26, Avenida Caracas, Carrera Séptima, Décima y Trece, Avenida NQS y Avenida Circunvalar. Además, es un sector favorable para el uso de bicicletas y patinetas eléctricas. Cerca a este sector, Calle 26 con Avenida Caracas, se construirá la futura Estación Central del Metro y también una estación del Regiotram de Occidente.”

Juan Pablo Orozco, director de AsoSandiego asegura que con respecto a la seguridad, es una de las zonas con los niveles más bajos de inseguridad, ya que cuenta con un equipo de seguridad privada que presta servicios las 24 horas del día, los 365 días del año, en áreas públicas, garantizando así corredores seguros; un centro de monitoreo avanzado, equipado con tecnología de última generación, cámaras de video vigilancia propias, conectadas tanto al C4 de la Policía como con los centros de monitoreo de las empresas que operan en el área; mantiene una colaboración constante y estrecha con la Policía Metropolitana, el Ejército Nacional y otras entidades del distrito, con el objetivo de promover la seguridad y la convivencia en la comunidad”.

Para atender los requerimientos de la población, en este sector se ha reforzado la

oferta cultural, gastronómica e inmobiliaria; en el Centro Internacional, durante el 2023 se han realizado 18 jornadas de recuperación y mantenimiento del espacio público; implementación de urbanismo táctico en las calles 28, en el tramo comprendido entre la Avenida Caracas y la Carrera 13ª; recuperación de la escalinata de La Merced en la Calle 34, entre las Carreras 5 y 6.

En este sector hay seis espacios de arte: Nacional, de Arte Moderno de Bogotá, el Planetario de Bogotá, la Sala de Arte Bancolombia, la Biblioteca Nacional y la Plaza cultural de eventos La Santamaría; hay 18 proyectos inmobiliarios de vivienda en construcción en el sector, resalta la Torre Norte de Atrio como nuevo símbolo de ciudad y la demanda de oficinas es cada vez mayor. Según MTS, durante este último trimestre del año, Bogotá cerró con un inventario acumulado de oficinas para Bogotá de 2.422.245 m2, creciendo 0,4% en comparación al cierre del año anterior (2.390.019 m2); el Centro Internacional, a la fecha, representa únicamente el 4 por ciento y se prevé crecimiento para los próximos meses.

En materia de oficinas, las compañías buscan espacios que aporten al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), relacionados con el cuidado del planeta y que, al tiempo, características en las estructuras que favorezcan el bienestar. Por ejemplo, en el sector se destaca la Torre Norte de Atrio, ubicado estratégicamente con cercanía a las principales vías de la ciudad, en términos de sostenibilidad, es motivador del uso de la movilidad sostenible; cuenta con un sistema de recolección de agua lluvia y tratamiento de agua, control de iluminación de áreas comunes y software para gestionar el consumo de energía y reducción significativa de emisiones de C02 en general vs. edificios tradicionales.

La Torre Norte de Atrio es un ejemplo de cómo la construcción de edificios sostenibles puede contribuir a la renovación urbana y ha contribuido a revitalizar la zona. Ha demostrado que es posible construir edificios que sean respetuosos con el medio ambiente y que tengan un impacto positivo en la comunidad.

En el Centro Internacional, las empresas que estén en búsqueda de oficinas, también pueden encontrar espacios que integren una solución integral a todas las necesidades de su operación: espacios de uso inmediato, construcciones a la medida y ahorro financiero a largo plazo.

Sin duda, el Centro Internacional continúa posicionándose como un dinamizador de la economía de la ciudad y un lugar estratégico para la toma de decisiones, las actividades laborales, culturales y gastronómicas en la ciudad.