Inicio Actualidad y Coyuntura Espacios inteligentes: ¿qué son y por qué están revolucionando nuestros entornos?

Espacios inteligentes: ¿qué son y por qué están revolucionando nuestros entornos?

85
Two happy smiling men working together on a new business project at a workplace

El desarrollo de entornos de trabajo inteligentes, se convierte en una tarea prioritaria para las organizaciones. Más aún en una realidad en la que el trabajo híbrido toma un mayor protagonismo. De acuerdo con un estudio dado a conocer por Michael Page y WeWork este modelo es el que más se ajusta a las necesidades del 64% de los colaboradores del país.

Este es quizá uno de los legados y aprendizajes más importantes de la pandemia. Luego de esta situación millones de personas continúan optando por sus hogares como la mejor alternativa para el trabajo o el estudio. Esto ha generado un interés en la creación de espacios más colaborativos y cómodos para las personas.

“Las organizaciones están adoptando tecnologías para mejorar la experiencia del usuario en sus espacios. Esto incluye sensores de temperatura, soluciones para la optimización de la iluminación y cámaras inteligentes, entre otras alternativas para la salud y el bienestar. Esto se complementa con otro tipo de componentes para la conectividad, optimización de espacios, menor impacto ambiental y retención de empleados. Estas soluciones pueden aumentar la productividad y generar una cultura de trabajo positiva” afirma Sugueit Tautiva, Presales Manager de Axity Colombia

No obstante, la optimización de espacios no solo es clave en ámbitos empresariales. La innovación de este tipo también se está generando en sectores como el de la salud, donde los hospitales inteligentes pueden ofrecer una experiencia más cómoda y eficiente tanto para pacientes como para sus acompañantes. En otros sectores, como la educación, el comercio minorista y las instituciones bancarias,  también se están tomando decisiones estratégicas sobre la distribución de recursos y la configuración de espacios.

Cuando hablamos de proyectos de espacios inteligentes y tecnologías que buscan mejorar un entorno la conectividad es la base”, asegura la experta en este tipo de espacios. Según ella, en los entornos se están aplicando redes WiFi 6 que cubran los diversos dispositivos que usan los usuarios y las demandas del teletrabajo, la teleeducación o la telemedicina.

El Internet de las cosas (IoT) también juega un papel clave. Esto implica conectar no solo dispositivos móviles y herramientas, sino también medir a través sensores parámetros ambientales como la temperatura, la humedad y la calidad del aire. Esto permite no solo monitorear condiciones ambientales, sino también optimizar el uso de recursos como la iluminación y la climatización aportando a la sostenibilidad de las organizaciones.

Las cámaras inteligentes y la analítica de datos derivadas de estos dispositivos también desempeñan un papel importante en comprender los comportamientos de los usuarios, conocer su estado de ánimo o productividad. 

“Esto va más allá de la vigilancia. Estas cámaras pueden proporcionar un análisis de comportamiento de usuarios y ayudar a tomar decisiones basadas en datos. Una de las herramientas más destacadas en este sentido son los mapas de calor. Estos proporcionan información valiosa sobre la densidad de personas en diferentes áreas. Con ello es posible identificar con precisión cuántas personas se encuentran en un espacio determinado en un momento dado y cómo se distribuyen. Esto es de gran utilidad en diversas situaciones” completa Tautiva.

Por ejemplo, en el ámbito educativo, es esencial para gestionar la ocupación de aulas y espacios comunes en un campus universitario. De esta manera, se puede garantizar que los estudiantes tengan acceso a los recursos necesarios sin aglomeraciones ni interrupciones.  En el sector minorista, poder identificar como los clientes están invirtiendo su tiempo dentro de los almacenes  permite tomar decisiones estratégicas, como la ubicación de productos en góndolas o la asignación de personal en áreas de atención al cliente para brindar un servicio más eficiente y que la gente encuentre un producto de forma instantánea sin esperas.

Incluso en sucursales bancarias, la tecnología desempeña un papel relevante al permitir la segmentación de la población que visita las oficinas físicas. Esto es especialmente importante en un mundo en el que las transacciones bancarias en línea se han vuelto comunes, ya que ayuda a comprender quiénes prefieren realizar transacciones en persona y por qué.

En el proceso de implementación de espacios inteligentes, “es esencial destacar que los dispositivos, como sensores y cámaras, por sí solos no pueden lograr mucho sin el respaldo de la analítica de datos”. Estas tecnologías desempeñan un papel crucial en la recopilación de datos y con esto seguir optimizando espacios, ahorrar tiempos o conocer las preferencias de un usuario.

En América Latina y en el caso de Colombia, la adopción de espacios inteligentes está en crecimiento para mejorar la eficiencia y la experiencia de los usuarios. De acuerdo con la experta, contrario al imaginario común, la tecnología puede mejorar la forma en la que interactuamos con diversos espacios, no nos aleja de la realidad, sino que nos permite habitar los espacios de una forma más óptima.