Inicio Actualidad y Coyuntura La apuesta por el té en Bogotá

La apuesta por el té en Bogotá

26

Se dice que el té es una de las bebidas más consumidas en el mundo.  Cifras de Statista indican que, durante varios años, las personas en todo el planeta aumentaron su consumo, de hecho “en 2022, se consumieron a nivel global algo más de 6.500 millones de kilogramos de esta bebida y se proyecta que para 2028 el consumo supere los 7.600 millones”.

De igual manera, según Allied Market Research, en 2027 esta industria llegaría a un valor neto de 4 mil 30 millones de dólares en un ámbito global. Hay estadísticas que aseguran que el té negro es el más consumido a nivel mundial, seguido por el té verde, el oolong y el blanco.

The Rose es una marca colombiana que brinda nuevas oportunidades para consumir té en Bogotá, los interesados en el té cuentan con espacios donde se deleitan con una variada oferta de alta pastelería y comida de sal y, al mismo tiempo, realizan un viaje sensorial al ingerir esta bebida mundialmente famosa.   

El té es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial; en Colombia el consumo promedio per cápita es cercano a 0.1 kg al año, lo que significa que tiene bastante camino para crecer y aumentar su participación en comparación con otras bebidas.

Gran Bretaña, Japón, India, Estados Unidos y China son los países de mayor consumo en el mundo, y para responder la creciente demanda del mercado existen alrededor de 1.500 variedades de té, que se clasifican en categorías principales como té verde, té negro, té blanco, té oolong y té pu-erh. 

La apuesta por el té en Bogotá

La propuesta de valor que ofrece The Rose, no se trata simplemente de tomar el té, es una invitación a cada uno de los tres espacios diseñados en Bogotá por la marca, que abarca desde degustar las selectas mezclas hasta la presentación meticulosa de cada taza, reflejándose en bienestar, autenticidad y conexión cultural, gracias al servicio personalizado, talleres olfativos y una colección curada.

“Las personas están creando un ritual. Encuentran placer en explorar nuevas culturas a través del té. Mucho más que tomar una bebida; buscan una conexión con la historia, la autenticidad y el bienestar. Cada visita es una oportunidad para descubrir el té perfecto por medio de una asesoría personalizada. Los escuchamos y los guiamos, proporcionando conocimiento y pasión por el arte del té, a lo que se suma una cuidadosa selección de accesorios para que tengan la oportunidad de disfrutar una taza que sea una obra maestra”, explicó Camila Espinosa, gerente de la marca.

Los comensales disfrutarán de una bebida saludable, ya que el té tiene antioxidantes que ayudan a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo. Además, contiene compuestos como catequinas y polifenoles que tienen propiedades antiinflamatorias, incluso, algunos estudios sugieren que ayuda a mejorar la salud del corazón, reducir el riesgo de diabetes tipo 2 y generar efectos positivos en la salud cerebral.

De igual manera, Espinosa aseguró, que The Rose maneja una delicada selección de tés de diversas partes del mundo, además logra fusionar calidad, educación y bienestar, llenando un vacío que existe en la escena del té para fomentar “momentos únicos para los clientes”

Durante los casi tres años que The Rose lleva en la ciudad, ha tenido una gran aceptación por parte de los clientes, quienes disfrutan de la variedad de sabores y opciones, a hoy se han vendido 12.383 tazas de té, siendo el té blanco Rose Rasberry, la referencia predilecta. La alta pastelería también hace parte de la esencia The Rose, dejando resultados muy positivos en las ventas, han sido casi 110.000 los postres que se han vendido desde su apertura, siendo el Ferrero, el favorito. Finalmente, también se sirven a la mesa platos emblemáticos, como: sándwiches, crepes, flats y croissants.

Entre sus diferenciales, explica la gerente de la marca, que: “Creemos en el cuidado de los recursos, por eso nuestra apuesta es que el origen de nuestros insumos sean productos que manejen una cadena sostenible, en ese orden de ideas, buscamos que nuestros desarrollos sean 100% artesanales y adicionalmente, buscamos enrolarnos con cultivos de té colombianos para construir origen de esta bebida que viene extendiéndose en el mundo y ayudar a los cultivadores de nuestro país”.