Inicio Actualidad y Coyuntura Las tres verdades acerca de lo que buscan las madres en sus...

Las tres verdades acerca de lo que buscan las madres en sus relaciones

130
Young family with their sons at home having fun

En el marco del día de la Madre, Lara Ferreiro, la psicóloga y sexóloga de Ashley Madison, el sitio web de citas para matrimonios líder en el mundo[1], enumera los mitos en torno a lo que esperan las madres de sus relaciones para sentir menos culpa y ser más felices.

1- El sexo y la maternidad sí son incompatibles

Si bien es cierto que muchas mujeres experimentan una ausencia de deseo y una desconexión entre la maternidad y la sexualidad después de dar a luz o en el embarazo, esto no implica que las madres no vayan o no puedan recuperar ese deseo.

Según la psicóloga, Lara Ferreiro “Es posible que haya menos momentos para el sexo con la pareja o propio cuando una es madre, pero la calidad, las ganas o el amor a una pareja no tienen por qué cambiar. Y habrá que trabajar en pareja para poder mantener momentos de intimidad y reconexión corporal entre ambos, y con una misma”.

De hecho, mantener esta comunicación no sólo está enfocada en tener relaciones sexuales, sino también en la conexión de la pareja. “La erótica y la sexualidad se trabajan cada día. Además, las mujeres deben respetarse y concederse el tiempo que necesiten para no anularse a sí mismas” aseguró Ferreiro.

2- Las mujeres ven la infidelidad como un complemento de su matrimonio, no como una amenaza

Según el estudio The Good Wife Study[2] de Ashley Madison, más del 70% de las mujeres se han planteado el divorcio o la separación, pero los datos sugieren que no tienen intención real de salir de su matrimonio.

Esto indica que las mujeres engañan por sexo y, a su vez, preservan sus matrimonios, en lugar de someterse al arduo y costoso proceso del divorcio. Su relación principal les sirve como fuente fiable de amor y estabilidad familiar, algo que codician y buscan mantener. La infidelidad, por tanto, es su forma pragmática de satisfacer sus necesidades sexuales al tiempo que les permite preservar -y, en muchos casos, mejorar- su vida familiar.

De hecho, las usuarias de la aplicación califican su vida sexual con su esposo cómo un 4 de 10. Además, afirman que el sexo por fuera del matrimonio es mejor que con su pareja porque pueden experimentar mas (45%), es mas frecuente (42%), es novedoso (39%) y porque pueden explorar sus fantasías (38%).

Según Ferreiro, “Hay un gran estigma sobre la mujer o madre que tiene aventuras extramatrimoniales o relaciones no monógamas. A nivel sexual se suele juzgar más a la mujer, destapando de este modo todas las diferencias de género que hay en distintas áreas. Existe la creencia de que al hombre se le puede considerar infiel por naturaleza, pero la mujer no debe expresar activamente su deseo. Este rol de cuidadora que relaciona a la mujer con las tareas domésticas, la crianza y el cuidado de la casa es peligroso, y hace creer que ella actúa mal por desear salir de ese espacio y exponer e imponer otros deseos”.

3- Las mujeres consideran que el matrimonio tiene sentido, pero que la monogamia es sexualmente poco atractiva

No es la institución del matrimonio lo que falla a las mujeres, sino la práctica de la monogamia dentro de ella. Obtienen estabilidad emocional de su relación principal, pero ya no desean la exclusividad sexual con su cónyuge. “Existe un mito del amor para toda la vida, pero la realidad es que el amor no tiene que ser para siempre, y podemos tener varias parejas a lo largo de la vida, cada persona puede reconstruir su camino y volver a ser feliz. Así mismo, las personas tienen la libre elección de decidir y poder pactar modelos nuevos de pareja” comenta Lara.

Cuando se les pide que definan su matrimonio, las mujeres de Ashley Madison utilizan palabras como funcional, cariñoso y cooperativo. Ven el valor de una pareja para toda la vida, especialmente cuando se trata de su rol de madre y la crianza de los hijos, que el 43% de las encuestadas cita como la razón por la que siguen casadas.

Sin embargo, lo que llama la atención es que la mayoría también describe que en su matrimonio, el sexo es escaso, con un 64% que admite sentirse sexualmente desatendida en su relación principal. El 47% de las mujeres rara vez o nunca recibe sexo oral de su cónyuge y el 40% rara vez o nunca llega al orgasmo, lo que parece contribuir en gran medida al descenso de la sensualidad en la cama.

Finalmente, Lara Ferreiro culmina haciendo alusión a los mitos y pensamientos que existen hoy en día en la sociedad frente a la validez de diferentes tipos de relaciones. “Estos mitos hacen pensar que las relaciones monógamas son moralmente mejores que las relaciones abiertas acordadas en una pareja. En cambio, sabemos que tanto las relaciones abiertas como las monógamas pueden ser sanas y funcionales o no. Depende de la comunicación, los pactos, el respeto y el compromiso”.


[1]  Según el número de registros en Ashley Madison desde 2002.

[2] Basado en una encuesta realizada a 2.066 mujeres miembros de Ashley Madison entre el 25 de julio de 2019 y el 12 de septiembre de 2019.