Inicio Actualidad y Coyuntura Mujeres se integran más a industria tecnológica, pero no ocupan altos cargos

Mujeres se integran más a industria tecnológica, pero no ocupan altos cargos

Pese al crecimiento de la industria, aún hay retos que impiden una mayor presencia de mujeres.

66
Portrait of an Asian Women programmer, staring confidently into camera is leads software development. Powerful and inspired showcases potential and strength of female professionals in tech industry

Si hay una certeza, es que las mujeres en la industria tecnológica cada vez cobran más relevancia.  Según Statista, este género ocupa el 27% de los puestos de trabajo en este sector. En Colombia, la cifra se encuentra entre el 32 y 35%, una situación que es paralela en países como México y Chile.

La industria evidencia síntomas de progreso en materia de inclusión y empoderamiento. Sin embargo, aún hay un camino que recorrer para alcanzar una representación más equitativa. Un logro que según, Maryery Carranza, líder de capital humano en Colombia de Axity va más allá de una cuota de paridad.

Para Carranza, son muchos los aspectos a considerar sobre la participación femenina. Factores que van más allá de las políticas públicas que han ayudado en esta problemática pero que también crean una responsabilidad que le corresponde a las empresas e incluso al sector educativo.

Romper estereotipos, el primer paso

Está claro que la industria aún se rige por concepciones e ideas que generan algún tipo de prevención en los procesos de contratación.  “En Latinoamérica se cree que una mujer, por su rol de cuidadora o de madre cabeza de hogar, será menos productiva. La misma experiencia nos ha demostrado que muchas de nuestras madres y familiares fueron capaces de hacer ambas cosas”, dice Carranza.  Este fenómeno demuestra que la brecha entre hombres y mujeres no es tanto un problema salarial como un asunto de creencias limitantes.

“Creencias o paradigmas que afectan a las niñas o mujeres jóvenes que ven en la tecnología un futuro para ellas”, explica la experta. Un tema que viene instalado de años atrás cuando “a las mujeres nos decían que podíamos ser odontólogas o médicas pero nunca nos mencionaron las ingenierías”.

Las cifras demuestran un evidente aumento en la presencia femenina en estas industrias. Pero para Carranza son en su mayoría mujeres nacidas en los noventa y que hoy están llegando a las empresas o están en sus primeros años de vida laboral. “Son mujeres que crecieron con un chip ‘distinto’ y que vieron que la tecnología o la transformación digital hacía parte de su vida diaria, como no pasaba con generaciones previas. Eso explica por qué en la última década ha ido aumentando progresivamente el número de mujeres ingenieras. Pero no podemos dejar de lado que es una carrera predominantemente masculina”.

Mujeres en cargos directivos

En compañías como Axity, el 56% de cargos gerenciales están ocupados por mujeres. Como se mencionó antes, son las nuevas generaciones las que están desafiando el estereotipo de que las ingenierías son solo para hombres. Pero también, como explica Carranza, las mujeres que hoy ocupan puestos gerenciales son una excepción pues se atrevieron a desafiar las barreras o los estereotipos que encontraron en el mundo empresarial

La formación técnica y el trabajo remoto: dos oportunidades

A raíz del ‘boom’ de servicios tecnológicos de la pandemia, se creó una escasez de talento a nivel mundial. Los profesionales de esta área eran muy demandados, pero esto no suplía la necesidad de las compañías. Esto generó que la formación técnica en áreas de desarrollo fuera válida. Esto incentivó que más mujeres fueran autodidactas, se formaran con instituciones de estas áreas y por ende las compañías vieron ahí una oportunidad.

En Axity, existen semilleros de talento que reciben a hombres y mujeres jóvenes con formación técnica para darles su primera oportunidad laboral, confiando en el potencial de su talento y brindándoles oportunidades de crecimiento.

Cómo avanzar hacia una industria más inclusiva

Si una empresa tiene pocas mujeres en su planta, es aconsejable revisar cómo se están llevando los procesos de selección.  En las áreas de mayor crecimiento como nube, desarrollo y ciberseguridad, “las mujeres también podemos aportar habilidades típicas de nuestro género que son poco vistas debido a estereotipos: la planificación y el multitasking”. Para Carranza, las mujeres rotan de trabajo menos que los hombres. Pero para ello, es necesario que se sientan valoradas, que exista igualdad de oportunidades y que sean visibles los protocolos frente al acoso y la discriminación en ambientes de trabajo.