Inicio Responsabilidad Social Pollo Shares, la campaña de Fenavi que donará 20 toneladas de pollo...

Pollo Shares, la campaña de Fenavi que donará 20 toneladas de pollo para niños en estado de desnutrición

Durante la primera infancia es vital una nutrición adecuada para el desarrollo físico e intelectual.

140

La Asociación Latinoamericana de Avicultura (ALA), declaró que el primer viernes del mes de julio de cada año, se celebra en toda América Latina, el Día Latinoamericano del Pollo, con el fin de promover el consumo de carne de pollo y sus beneficios. Es así como Fenavi continúa con su compromiso de llevar nutrición a zonas vulnerables del país, y realizará de nuevo la campaña Pollo Shares, una iniciativa digital y presencial en el marco del Día Latinoamericano del Pollo que se celebrará el 7 de julio, con el apoyo de ABACO, Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia.

Este año, el propósito es lograr una donación de 20 toneladas de pollo con el apoyo de los avicultores, y beneficiar a más de 2.500 niños en 14 ciudades, quienes tendrán en su mesa, pollo colombiano durante un año, con una frecuencia mínima de tres veces a la semana. Durante este tiempo se les realizará un tamizaje continuo y se les brindará un seguimiento detallado de su proceso y avance.

El objetivo es mantener este proyecto a largo plazo, con el fin de mejorar el desarrollo de cada niño y potenciar su productividad en la vida adulta.

“En la campaña anterior, se logró hacer presencia en 14 ciudades del país, en donde se beneficiaron más de 2.300 niños, donde se aseguraron tres porciones semanales de pollo, un hecho importante para estos lugares vulnerables y para el país”, comenta Luis Rodolfo Álvarez, director del programa Pollo de Fenavi – FONAV.

Las ciudades que se beneficiarán de esta iniciativa son: Bogotá, Bucaramanga, Cali, Barranquilla, Medellín, Pereira, Riohacha, Zipaquirá, Cartago, Santa Marta, Buenaventura, Villavicencio, Montería y Sincelejo.

Finalmente, el pollo es una fuente de proteína de alto valor nutricional, vitaminas y minerales, que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo y que a su vez favorece un crecimiento adecuado en las etapas tempranas de la vida. Durante la primera infancia es vital una nutrición adecuada para el desarrollo físico e intelectual.