Inicio Salud 5 tips para conectar con la disminución auditiva en amor y amistad

5 tips para conectar con la disminución auditiva en amor y amistad

122
Portrait of multigeneration family outdoors on garden barbecue, grilling and talking.

El aislamiento es un factor de riesgo para la salud mental, pues influye en el desarrollo psicosocial de cada persona. En Colombia, según el Ministerio de Salud y  los reportes del Sistema Integrado de Información de la Protección Social (SISPRO), el Observatorio Nacional de Convivencia y Salud Mental, y el Sistema de Vigilancia en Salud Pública (SIVIGILA), para 2021, el 6.7% de los adultos registraron trastornos afectivos.

Pero ¿qué pasa cuando este aislamiento se da por factores físicos como la falta de audición? Muchas veces está asociado a la edad, pues “según datos del DANE, en el país hay más de seis millones de adultos mayores y esta es una de las principales poblaciones con riesgo a tener disminución auditiva por la edad o presbiacusia. El 50% de nuestros usuarios oscilan sobre los 72 años, y con la edad es en donde debemos tener mayor cuidado e identificar síntomas como aislamiento, repetición de palabras, entendimiento mal de las palabras o simplemente falta de escucha”, afirma Lorena Romero, audióloga y coordinadora de calidad y formación de GAES una marca Amplifon.

Y es que en cifras, acorde a estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, para 2050 se prevé que haya casi 2.500 millones de personas con algún grado de pérdida de audición. Esto es un factor clave a la hora de entender por qué le cuesta tanto a esa persona relacionarse con el mundo, pues puede que su sentido del oído no esté trabajando en óptimas condiciones.

Con la llegada de amor y amistad y otras festividades, muchas familias se reconectan con sus seres queridos y es ahí donde quizá los síntomas aparecen con mayor presencia o notoriedad. Como el caso de Jorge Arenas,  papá del actor Daniel Arenas, quien es usuario de GAES y que pudo volver a conectar con su familia mediante el uso de los dispositivos auditivos; por eso, Lorena Romero, presenta las cinco claves para reconectar con quienes tienen disminución auditiva pérdida auditiva:

  1. Identifique los síntomas

Es fundamental identificar si la persona tiene algún grado de deficiencia o pérdida auditiva; para ello, lo primero es acudir al audiólogo una vez al año y hacerse las revisiones correspondientes; lo segundo es identificar factores externos como elevar la voz al hablar, tener el volumen de la televisión o aparatos electrónicos muy alto, contestar cosas distintas a lo que se ha preguntado o entender una palabra distinta a la mencionada.  Con esta identificación, se puede iniciar un estudio en un centro audiológico para determinar cuál es el oído culpable y cómo se puede mejorar la audición.

  1. Busque profesionales idóneos para la solución

Es indispensable acudir al profesional adecuado para encontrar una solución a la falta de audición. La visita al audiólogo debe formar parte de las revisiones médicas semestrales, con ella, se puede acudir a profesionales que puedan acompañar en la búsqueda de una solución definitiva para volver a conectar con aquellas personas que ya presentan síntomas de hipoacusia.

  1. Identifique su mayor necesidad

Para los usuarios de audífonos es fundamental adaptar sus soluciones auditivas a su estilo de vida. Quizás lo que necesitan son audífonos que se puedan interconectar con sus dispositivos, que puedan continuar con su vida profesional, que sean cómodos para viajar o simplemente para oír a sus familiares que no se encuentran en el país.

Lo ideal es buscar una tecnología que facilite la conectividad con dispositivos como celulares, tabletas, computadoras y hasta televisores, y de una manera «sana», ya que esto se aleja del estricto concepto médico de los auxiliares auditivos, es decir, aquella persona que estaba cohibida para recibir una llamada de sus familiares, ahora puede hacerlo sin temor a no escuchar o no entender. Del mismo modo, desde el teléfono móvil, el usuario podrá comprobar que su aparato funciona perfectamente.

  1. Dispositivos realmente hechos a su medida

Los audífonos se han caracterizado por ser notorios, grandes y realmente incómodos para quienes los utilizan. Hoy en día, los dispositivos para la pérdida auditiva tienen diferentes formas y tamaños, sin embargo, en GAES, marca de Amplifon, estos están diseñados para ajustarse a las necesidades auditivas de cada usuario, lo que no representa un riesgo para utilizarlos, facilitando así las tareas y actividades que una persona con discapacidad auditiva presenta en su vida diaria.

Los audífonos modernos sufren constantes innovaciones, como es el caso de los dispositivos recargables, que resultan más prácticos para el usuario y contribuyen a proteger el medio ambiente gracias a la ausencia de pilas desechables.

  1. Reconecte de manera armoniosa

Una vez que la persona dispone de los audífonos adecuados a sus necesidades auditivas, es fundamental que su familia tenga acceso a formación sobre cómo hablar con ella. Para ello, es necesario adquirirlos en tiendas donde se garantice un acompañamiento constante, ya que la adaptación al proceso es crucial para mejorar la calidad de vida.

Aunque lo más importante es saber que la persona que los usa ya puede oír todo, por lo que no habrá necesidad de aumentar el volumen de la voz, no es lo único, pues el asesoramiento sobre el funcionamiento de los aparatos, el servicio posventa, las garantías, entre otros, es fundamental.

Los audífonos comercializados por GAES son capaces de oír diferentes partes y sonidos, y es esencial que la gente entienda cómo apoyar al usuario y cuáles son las ventajas de estos dispositivos. Ubicar espacios tranquilos, con ruidos moderados y en lugares idóneos como mesas redondas, puede facilitar la escucha y la interacción con todos los miembros de la familia o amigos que se encuentren en el lugar. No hay que olvidar que la interacción social es esencial para una correcta salud física y mental.