Inicio Sostenibilidad E-Houses: gestión de la energía en las operaciones mineras

E-Houses: gestión de la energía en las operaciones mineras

89

La minería, al igual que cualquier otro sector productivo, requiere de elementos que no solo sean funcionales, sino que también provean de mayor rendimiento, a la par de garantizar mayor seguridad, para contar con un normal desenvolvimiento de la cadena de valor y que la producción sea continua y constante.

Los esfuerzos actuales están centrados en la gestión de la energía, en como poder otorgar mayor fuerza a través de un proceso que se propulsa para dar sostenimiento a los procesos y que está abarcando no solo un sector, sino haciendo procesos multidisciplinarios y escalables.

Deloitte, en su informe “El Futuro de la Energía: Tendencias disruptivas e impulsores del sector energético”, explica que “el desarrollo tecnológico está haciendo posible la descentralización, a través de soluciones de generación distribuida y almacenamiento”.

“Cada vez más empresas buscan constantemente soluciones innovadoras para aumentar eficiencia, productividad, fiabilidad y previsibilidad de las operaciones, así como para mejorar la fidelización de los clientes”, agregan.

Ante ello, Sergio Ferrari, líder de Minería Metales y Minerales (MMM) para SAM en Schneider Electric, explica que existen soluciones integrales que permiten la continuidad de las operaciones, tales como las E-Houses, salas eléctricas completas y digitales de distribución de energía que está diseñadas, probadas, validadas e integradas en fábrica, para poder ser entregadas en el sitio y reducir los tiempos de construcción, optimizando así el costo de transporte, instalación y puesta en marcha, y sobre todo con la mejora en el tiempo de actividad, gracias a un diseño calificado y confiable.

El valor agregado de una Sala Eléctrica Digital

La aplicación de esta solución está enfocada, en específico, para los sectores de Minería, Metales y Minerales; Petróleo y Gas; Marítimo; Ferrocarriles y Utilities. Se puede manejar un amplio espectro de posibilidades para sumar productividad y competitividad. En minería, tener en consideración una sala eléctrica digital para las operaciones puede ayudar –significativamente– a reducir costos y aumentar la seguridad.

Tener una sala eléctrica, es un activo inteligente, capaz de enviar alertas, detectar desviaciones, operar con seguridad y obtener datos capturados manualmente en lugares de difícil acceso o sin conectividad. Usualmente, una E-House contiene equipos de conmutación de media tensión, centros de control de motores, transformadores, HVAC, UPS, entre otros.

En esa línea, Schneider Electric ha desarrollado una visión de sala eléctrica digital, a través de cuatro soluciones orientadas a las diversas necesidades del cliente minero:

1.Sala eléctrica digital con monitoreo remoto y reporte móvil. Proporciona visualización en tiempo real, agnóstica de hardware y bajo costo. Las principales variables que pueden ser conectadas a una red de los equipos al interior de la sala eléctrica para luego ser llevados a la nube donde son procesados en tableros de información, geoposicionamiento, grupos de salas eléctricas y envío de alertas. Los usuarios registrados reciben información en diferentes interfaces como web browser, teléfonos móviles o tablets conectadas a Internet.

2.Digitalización inteligente y seguridad operacional a través de Realidad Aumentada. A través de la tecnología de realidad aumentada, los usuarios encargados del mantenimiento o las operaciones en salas eléctricas están mucho mejor preparados a nivel de información y seguridad. Ya que, por medio de un dispositivo móvil, pueden obtener datos sin intervenir equipos físicamente y seguir instrucciones de un asistente de tareas. Esto ayuda en el soporte de maniobras críticas. Además, es posible precargar toda la documentación asociada al equipo y asegurar la identificación por medio de códigos QR.

3.Sala eléctrica digital con procedimientos para mantenimiento. Facilita las labores de mantenimiento de las salas eléctricas. Esto significa; cambiar la típica planilla de papel, por un check-list inteligente digital en tablet o teléfono, que ayude a los usuarios a seguir una planificación de actividades por calendario. Permite seguir instrucciones de inspección y digitar datos que no se encuentran conectados a un sistema de adquisición automático. De esta forma, se acelera el proceso de captura de datos en sitio, se digitalizan y se detectan hallazgos que requieran una atención oportuna.

4.Monitoreo y análisis predictivo. Tener un servicio que garantice un monitoreo 24/7 para todos los equipos críticos de una sala eléctrica, es definitivamente una solución ideal que asegura confiabilidad a la operación. Esta tecnología cumple con un interés general en el mercado minero; tener la ventaja de anticipar eventos con un cierto grado de probabilidad. Además, tener la capacidad de actuar previamente a una eventual falla o detención. Esto se logra a través de la integración de sensores y analítica que logran como resultado, una muy buena aproximación de los grados de criticidad y estado de salud de los equipos.

Toda solución escalable es un gran beneficio no solo para la minería, sino para la industria en general; por ello, la digitalización de los procesos ha facilitado la adopción de invenciones que revalorizan las estrategias de los sectores y, en este caso, la E-House funciona como complemento clave e integral y está al alcance y aplicación en el sector minero.