Inicio A Todo Motor Las baterías de los vehículos eléctricos de General Motors ya alcanzaron el...

Las baterías de los vehículos eléctricos de General Motors ya alcanzaron el 95% de su capacidad de reciclaje

99

Los vehículos eléctricos (EV) son considerados los más sustentables y eficientes porque son los únicos con cero emisiones, tanto así que ni siquiera tienen caños de escape. Aunque existe la creencia de que el EV contribuye al medio ambiente, el descarte de su batería no compensa la adopción de este tipo de tecnología a largo plazo.

Las baterías de los vehículos eléctricos cuentan con sus propios sistemas de gestión de carga y control de temperatura que contribuyen a aumentar su durabilidad, por lo tanto, tienen una vida útil más larga que la del propio vehículo. Después de ser utilizadas en los automóviles, las baterías se pueden reutilizar en almacenamiento de energía estacionario, como un súper banco de energía para industrias y/o granjas solares.

Hoy en día, aproximadamente el 95% de la materia prima utilizada en las baterías de vehículos eléctricos de GM se puede reutilizar, lo que reduce las emisiones de gases en un 75% y el uso de agua en un 90%, en comparación con los sistemas de extracción de esos materiales a través de la minería.

“Gestionar el ciclo de vida sustentable de la batería de los vehículos eléctricos Chevrolet también es parte del compromiso de GM en promover una economía circular y un futuro sin emisiones”, afirma Glaucia Roveri, Gerente de Desarrollo de Infraestructura para vehículos eléctricos en GM Sudamérica.

La batería de un EV tiene la misma función que el depósito de combustible de un vehículo a combustión, y su capacidad de almacenamiento de energía es determinante para su autonomía.

Más eficiente

La batería de los vehículos eléctricos está conformada por módulos, cada uno de los cuales contiene decenas de celdas. En caso de que alguna de estas presente alguna inconformidad, es posible reponerla individualmente. Si esto sucede dentro del periodo de garantía, que en GM suele ser de ocho años o 160.000 kilómetros, el consumidor no tendrá que asumir ningún costo de reparación.

Además de impulsar la sustentabilidad, los vehículos eléctricos ofrecen un rendimiento aún mejor y un costo de propiedad mucho más bajo. El kilómetro recorrido supone hasta una cuarta parte de lo gastado en un vehículo tradicional del mismo tamaño y potencia, debido a que el EV es más eficiente que un modelo de gasolina, diésel o etanol.

La confiabilidad y la longevidad de las baterías brindan tranquilidad a los consumidores que compran vehículos eléctricos. No en vano, el segmento de los autos eléctricos es el de mayor crecimiento a nivel mundial y actualmente representa más del 10% de todas las ventas de turismos en el mundo, según la consultora EV Volumes.