Inicio Negocios Renting para pymes: un as bajo la manga para su fortalecimiento

Renting para pymes: un as bajo la manga para su fortalecimiento

Entre los beneficios que brinda la figura se destaca el hecho de que las pymes no tienen que realizar inversiones de capital para sus operaciones. De esta manera alivian su flujo de caja, lo que les permite escalar sus operaciones de manera ágil e inteligente.

172

El renting es una opción de alquiler que ofrece ventajas económicas y de servicio integral para las empresas, y puede ser especialmente útil para la producción, logística y la movilidad de las mismas, mientras se enfocan en su verdadero core de negocio. Sin embargo, se ha venido creyendo que esta figura es solo para empresas grandes, lo que resulta falso, pues también es ideal para pymes, permitiéndoles acceder a una gran variedad de servicios sin la necesidad de realizar una inversión inicial significativa en activos productivos. Dándoles la oportunidad de ser competitivas y, de esa forma, ir creciendo y transformándose en empresas más robustas.

Un primer beneficio, lo explica Felipe Roldán, country manager de Mareauto Colombia: “Es una alternativa que las favorece enormemente, ya que no necesitan una suma de dinero alta para comprar un activo productivo (maquinaria, equipos, vehículos), incluso si la tienen pueden destinar ese presupuesto para reinvertir en su negocio”.

Además, el renting se paga mensualmente y se considera un gasto administrativo, lo que ofrece una menor carga fiscal o tributaria, pues al tratarse de un arrendamiento operativo, el canon de renting es deducible al 100 % del impuesto de renta. Esto brinda una mayor «ligereza» financiera y autonomía para las pymes.

Operación asegurada

Igualmente, cuando una pyme compra un activo productivo para la operación de su negocio, deberá hacerle mantenimiento, si tiene algún daño tendrá que llevarlo al taller o pedir asistencia y durante el tiempo que dura detenido, no tendrá la alternativa de usarlo, lo que afectará su operación y rendimiento.

“Con el renting, Mareauto, por ejemplo, brinda un activo de reemplazo, por lo que las pymes no tendrán que detener su actividad para la cual está destinado. El llamado para estos negocios, sobre todo, es a comprender que la figura no es solo para empresas grandes, también es accesible para las pequeñas y medianas, por lo que podrán manejar sus finanzas y liquidez para fortalecerse, más en momentos de tanta competitividad”, aseguró Roldán.

Flexibilidad y adaptabilidad

Al momento de rentar, las pymes pueden ajustar sus operaciones según sus necesidades, lo que brinda una mayor adaptabilidad para ellas en un entorno empresarial dinámico. Por lo general, las pymes que se han atrevido a utilizar este servicio en Colombia, desmitificando esa creencia de que no era una solución apta para ellas, buscan en su mayoría contar con capacidades flexibles que les permitan realizar eficientemente sus operaciones , solicitando en un alto porcentaje, diferentes tipos de activos productivos como los son: vehículos de la categoría utilitaria como minivans, pickups y SUVs, maquinaria de empaque y transformación, herramientas para el cargue y almacenamiento que son ideales para la operación de empresas que hacen parte de sectores de manufactura, comercio y servicios.

Más rentabilidad

Indudablemente, la figura del renting contribuye a aumentar la rentabilidad de las pymes, pues al no tener que realizar una inversión inicial significativa en la adquisición de un activo, pueden destinar esos recursos a otras áreas de su negocio, como la expansión, la innovación, el mercadeo o el desarrollo de productos y servicios.

Roldán, expresó que -por lo general- se logra mejorar la rentabilidad hasta en un 12 %, cuando se utiliza el renting, ya que esta figura se encarga de los mantenimientos y además, resulta ser muy favorable al asegurar que las empresas no tendrán nunca interrupciones operativas.

“Las pymes, por otro lado, tomarán decisiones bajo datos precisos que se obtienen por telemetría, con la que cuentan todos los activos productivos. Esa información da a conocer la manera en que se operan los activos, si usan las rutas adecuadas o no. Un gestor de activos productivos da recomendaciones para mejorar el consumo de combustibles y tomar las mejores decisiones para optimizar las operaciones.”, concluyó el country manager de Mareauto Colombia.